Tres residentes de Miami enfrentan cargos por fraude bancario y fraude de inversiones.

Segun reporte de The Miami Herald, un joyero de Hialeah y dos residentes del condado Miami-Dade enfrentan cargos adicionales por un esquema estilo Ponzi de $40 millones.

El trio es acusado de fraude bancario y de inversiones fraudulentas en el sur de la Florida. Nuestros abogados defensores de Miami continuan reportando numerosos casos en los cuales duenos de negocios, agentes de bienes raices y administradores de inversiones son acusados de fraude en medio de la presente crisis economica. En algunos casos, ellos son culpables solamente de haber efectuado malas inversiones y de haber sufrido cuantiosas perdidas debido al colapso del mercado.

En este caso, el joyero de 38 anos de edad, su contador de 61 anos y el gerente de prestamos de 29 anos han sido acusados de conspirar para cometer fraude bancario en un esquema de $12 millones, de acuerdo con un encausamiento registrado esta semana en la oficina del Fiscal Federal del Distrito del sur de la Florida.

Segun reportamos el mes pasado en nuestro Miami Criminal Attorney Blog, el joyero se habia declarado no culpable, previamente, de los cargos que lo acusaban de operar un esquema de inversiones que produjo 35 victimas.

Los investigadores del caso alegan que los tres acusados tambien presentaron solicitudes de prestamos fraudulentas al Banco Wachovia, para obtener $12 millones en lineas de credito comerciales. El banco sufrio perdidas por valor de $10 millones.

El encausamiento alega que los implicados presentaron solicitudes con informacion falsa referente a las ganancias de sus negocios, sus haberes y cuentas a cobrar. El oficial del banco a cargo de los prestamos alegadamente participo en el esquema ayudando al contador a obtener la aprobacion. El joyero tambien coopero en el reclutamiento de solicitantes de prestamos de acuerdo al encausamiento.

El joyero tambien enfrenta cargos de fraude presentados por el Securities and Exchange Commission. A cambio de invertir en su negocio de venta de joyas, el acusado ofrecia a sus clientes dividendos del 18% al 36% abonados en plazos mensuales. Sin embargo, los investigadores descubrieron que en realidad el dinero era gastado extravagantemente en automoviles lujosos, ropa y restaurantes exclusivos.

Los tres sujetos enfrentan condenas de hasta 30 anos si son encontrados culpable. Tambien confrontan la posibilidad de enfrentar un juicio civil. Los demandantes en este caso alegan que fueron enganados con el proposito de que cometieran los fraudes. Una victima reporta perdidas por $2 millones.